Un corazón italiano

Diseño preciso, delineación meticulosa, investigación y experimentación continuas, y selección de los mejores materiales.
En resumen, amor por lo bello y atención por el medio ambiente.
Esto es el Made in Italy para Maxema.

Massimiliano Moro
Administrador único

Administramos y controlamos todas las fases de fabricación, desde la delineación, hasta el desarrollo de prototipos,
o desde la fabricación hasta la personalización, y la distribución: todo nace y se desarrolla en Italia.

Emoción y perfección de estilo. Solamente un diseño memorable, resultado de una continua investigación de formas y líneas atemporales, vuelve un bolígrafo digno de representar una imagen de empresa única.

Infinitas
combinaciones posibles.

Cada marca, o mensaje, evoca sensaciones que hablan del mundo al que pertenece:
para cada una de ellas existe un bolígrafo Maxema capaz de reflejar su estilo.

Un bolígrafo de larga duración ama la naturaleza.
Mejor invertir en bolígrafos de calidad, disminuyendo la cantidad:
cuanto más larga es la vida de un bolígrafo, menos se contamina el medio ambiente.

Sólo plástico ABS certificado:
virgen y atóxico.

Elegimos con cuidado nuestras materias primas.
El plástico de nuestros bolígrafos, las cargas y los componentes proceden exclusivamente de proveedores italianos o alemanes, capaces de garantizar la total calidad y fiabilidad.

Rápidos y fiables.300.000 piezas por día es la potencialidad productiva de nuestras líneas de montaje automatizadas en pleno régimen. Todo ello, porque, además de la calidad, la velocidad también puede marcar la diferencia.

Nuestros equipos de alta automatización producen de 2.000 a 6.000 piezas por hora. Enrico, el responsable de los equipos, trabajando en la máquina que ensambla el modelo Zink, la más rápida y con mayores prestaciones del reparto.